Estamos esperando el nuevo corte de heno y el heno que tenemos se segó o en Junio del año pasado o Septiembre. Eso quiere decir que, como poco el heno tendrá 8 meses. En esta época hay que tener en cuenta los cambios nutricionales en el heno.

Mientras que el contenido proteico, energético y mineral del heno son bastante estables, con el tiempo, los niveles de vitaminas A y E van reduciendo. Por ejemplo, en la vitamina A, lo que se pierden son los carotenoides, que actúan como provitaminas, siendo el más importante el betacaroteno. El betacaroteno puede ser absorbido intacto desde el tracto digestivo o convertido en la pared intestinal en retinol, que es la forma activa de la vitamina A. La mayoría de estas pérdidas nutricionales del heno ocurren durante el proceso de secado inicial. Se pierde hasta un 80% de betacaroteno en los forrajes durante el secado, con una pérdida adicional de alrededor del 7% por mes de almacenamiento.

Por lo tanto, una paca de heno de hierba de 6 meses de edad podría tener un contenido ligeramente superior al 10% del contenido de betacaroteno en comparación con esa misma hierba justo antes de la cosecha. El color de tu heno es un buen indicador de los niveles actuales de betacaroteno. El heno más verde tendrá niveles más altos que el heno que se ha amarillado.

No te fíes del color exterior para hacer esta evaluación, abre y evalúa las balas para ver el color interno. La cantidad de hojas es otro buen indicador: cuantas más hojas tenga el heno, más betacaroteno tendrá. El heno de prado normalmente va a perder hasta un 60% de su vitamina E cuando se seca inicialmente antes de empacar. Hay estudios que han demostrado que la alfalfa en rama almacenada a 30 grados Celsius o más durante tres meses sufre pérdidas de vitamina E del 54-73%.

Cuanta más luz ultravioleta esté expuesto el forraje durante el secado, mayor será la pérdida tanto de beta-caroteno como de vitamina E. Esto quiere decir que el perfil vitamínico de tu heno de 8 meses de edad es muy diferente al que tenía cuando el agricultor lo sacó del campo.

¿Pero nos importa? ¿Va a causar algún problema para el caballo? Puede que sí o no, según como manejas los nutrientes en la dieta de tu caballo.

La vitamina A y la E son antioxidantes importantes para la salud y rendimiento del caballo. La salud de la piel es muy importante, especialmente cuando hace calor, y la falta de vitamina A puede causar problemas como los picores y la hipersensibilidad a ácaros y otros insectos. Tambien se nota la falta de nutrientes en la inmunidad innata y adaptativa del caballo. Cuando hay un problema con el sistema de inmunidad, cuando uno en la cuadra tiene mocos, todos en la cuadra tiene mocos. Además, en los animales de cría, la vitamina A es crucial para la fertilidad, La vitamina E es responsable de mantener la integridad de la membrana celular, protegiéndolas.

Cuando tienes heno que tiene más de 6 a 8 meses, hay que ajustar la ración de pienso o suplementos del caballo.
Una ración correctamente equilibrada es primordial para la salud y rendimiento deportivo del caballo.